Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

A partir del 1 de junio se deja de utilizar la Sabin en todo el país

Este cambio en el esquema antipoliomelítico se debe a que entramos en una fase de erradicación de esta enfermedad. Si bien se elimina la dosis de esta vacuna de los 15-18 meses, el resto del calendario establecido no presenta modificaciones.

29 de mayo de 2020, 11:02.

 A partir del 1 de junio se deja de utilizar la Sabin en todo el país

Ampliar imagen


El Vacunatorio del Hospital Universitario comunica que desde el lunes 1 de junio de 2020 se dejará de utilizar la vacuna Sabin en todo el territorio nacional. Esto quiere decir que se elimina de calendario la dosis de vacuna contra la poliomielitis de los 15-18 meses.

Entonces, a partir de esta fecha se deberá completar el siguiente esquema antipoliomelítico:

• 1° dosis con IPV (Salk) : A los 2 meses  de vida

• 2° dosis con IPV (Salk) : A los 4 meses de vida

• 3° dosis con IPV (Salk): A los 6 meses de vida

• Único refuerzo con IPV (Salk):  A los 5 años

El resto de las vacunas de los 15-18 meses se siguen colocando sin ningún tipo de cambio.

 

¡A tener en cuenta!

A bebés de 6 meses le corresponderá las siguientes vacunas de calendario:

  • Tercera dosis de pentavalente
  • Tercera dosis IPV (Salk)
  • Primera dosis de antigripal

 

A bebés de 16 meses le corresponderá las siguientes vacunas de calendario:

  • Refuerzo de pentavalente.
  • Varicela UD.
  • Refuerzo de antimeningocócica.
  • Antigripal

 

A niños y niñas de 5 años le corresponderá las siguientes vacunas de calendario:

  • SRP
  • DPT
  • Refuerzo de IPV (Salk)

 

¿Por qué se cambia el calendario de vacunación contra la poliomielitis?

Porque la vacuna IPV (SALK) es clave para la erradicación de esta enfermedad porque mantiene la protección contra los tres  tipos de poliovirus (1, 2 y 3) y además no tiene la capacidad de provocar parálisis.

 

Qué es la poliomielitis

La Organización Mundial de la Salud explica que se trata de una enfermedad muy contagiosa que afecta principalmente a los niños. El virus se transmite de persona a persona principalmente por vía fecal-oral o, con menos frecuencia, a través del agua o alimentos contaminados, y se multiplica en el intestino desde donde invade el sistema nervioso y puede causar parálisis.

Los síntomas iniciales son fiebre, cansancio, cefalea, vómitos, rigidez del cuello y dolores en los miembros. En una pequeña proporción de casos la enfermedad causa parálisis, a menudo permanente. La poliomielitis no tiene cura, pero es prevenible por medio de la inmunización.