Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

El diagnóstico es clave en Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

Cada 13 se julio mundialmente se sensibiliza sobre este trastorno para dar a conocer las necesidades de las personas con este diagnóstico que tiene inicio en la infancia y puede extenderse hasta la adultez.

13 de julio de 2020, 11:32.

El diagnóstico es clave en Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

Ampliar imagen


Desatención - hiperactividad - impulsividad es la triada que agrupa las características que presenta el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).  Pueden presentarse de forma combinada o separada. Según la última versión del  Manual de Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM-5), publicado por la American Psychiatric Association en mayo de 2013, se diferencian tres tipos de presentaciones del TDAH:

  • Presentación combinada
  • Presentación predominantemente con falta de atención
  • Presentación predominantemente hiperactiva/impulsiva

Éstas suelen manifestarse en algún momento del desarrollo infantil, según la etapa evolutiva y/o las circunstancias espacio-temporales del crecimiento; y en esto radica su principal controversia, en el diagnóstico y sobrediagnóstico en estos últimos años.

 

Por qué el diagnóstico correcto es fundamental

Es tal la dimensión creciente del problema que, la Organización de las Naciones Unidas (ONU), a través del Fondo de Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) y la Organización Mundial de la Salud (OMS) han llamado la atención sobre la detección de un incremento, escasamente justificado por criterios clínicos, en el diagnóstico de TDAH y de los tratamientos farmacológicos asociados.

Por otra parte, estas organizaciones recomiendan que los profesionales de la salud mental infantojuvenil realicen un correcto y estricto diagnóstico de los TDAH en los niños y establezcan un tratamiento medicamentoso solamente luego de evaluar otro tipo de tratamientos psicopedagógicos y/o conductuales.

Es por ello que, la primera etapa corresponde a la identificación, diferenciación y, en el caso oportuno, un correcto diagnóstico.

 

Entonces, ¿por dónde comenzar la trayectoria diagnóstica?

El área de pediatría es el primer eslabón para una correcta detección y derivación oportuna

¿A quiénes derivar? ¿Quiénes pueden diagnosticar el TDAH?

Profesionales de psiquiatría y neurología, los cuales también pueden medicar, en caso de ser necesario.

¿Quiénes pueden realizar una valoración cognitiva conductual?

Profesionales de psicopedagogía y psicología, los cuales no pueden recetar apoyo farmacológico, pero sí el plan terapéutico, el cual no termina en el diagnóstico, sino que requiere de un largo proceso de orientación o psicoeducación para todas las partes involucradas (paciente, familia, escuela, trabajo, etc.), la rehabilitación y la adquisición de herramientas personales que permitan una mejor adaptación y progreso en las trayectorias personales, los cuales corresponden con la segunda etapa de esta trayectoria diagnóstica.

 

Finalmente, en una última etapa, cabe el control y valoración de la evolución de la calidad de vida del paciente y su familia, entendiendo que este proceso es dinámico y, por lo tanto, sus manifestaciones cognitivo - conductuales tenderán a modificarse y, de la misma manera, deberán hacerlo las estrategias.

El TDAH, como uno de los trastornos del neurodesarrollo de mayor prevalencia en la infancia, continúa siendo un gran desafío profesional, pero el verdadero reto lo presenta cada niño, adolescente y adulto que debe desarrollar herramientas extras para poder adaptarse a las demandas ambientales, las cuales, en muchas ocasiones, no respetan sus características personales. 

Por todo ello, debemos continuar difundiendo y discutiendo sobre este y otros trastornos, dado que el cuidado de la infancia debe ser nuestro principal objetivo, ya que de ello dependerá su calidad de vida. 

 


El Hospital Universitario cuenta con un equipo interdisciplinario para acompañar a personas con TDAH. Ante cualquier consulta, podés pedir un turno con nuestros especialistas de lunes a viernes en horario de 8 a 20 llamando al 08109991029, o escribiendo vía WhatsApp al  2612 05-3408.

 

 

 

Fuente: Prof. Fernanda Distéfano| Psicopedagogía| Servicio de Rehabilitación | Hospital Universitario