¡No esperes tener sed para tomar agua!

El pronóstico para esta semana indica tormentas y altas temperaturas. Desde el Hospital Universitario te ayudamos a hacer más llevaderos los próximos días con estas medidas.

20 de enero de 2020, 10:47.

¡No esperes tener sed para tomar agua!

Ampliar imagen


Se espera que intensas tormentas con granizo y altas temperaturas acompañen esta semana a la comunidad mendocina. De acuerdo al comunicado emitido por el Servicio Meteorológico Nacional es posible que esta tarde se "desarrollen áreas de lluvias y tormentas en la zona de cobertura correspondiente a Mendoza, norte de Río Negro, La Pampa, San Juan, La Rioja y el sur de la provincia de Buenos Aires, las cuales luego afectarán también a San Luis y al oeste de la provincia de Buenos Aires"

Por ello desde el Hospital Universitario compartimos información útil para que estos días te encuentren preparado.

Consejo clave: no esperar a tener sed para tomar agua

Los cuadros de deshidratación son muy frecuentes.  Sus síntomas son cansancio, decaimiento y mareos. En casos más extremos, puede aparecer lipotimia. Para prevenirlos el doctor Rubén Canaan, jefe de nuestra Unidad de Demanda Espontánea, señala que en primer lugar no hay que “no esperar a tener sed para tomar agua”. Es necesario consumir un mínimo de dos litros y medio de agua potable por día.

En el caso de los adultos mayores hay que tener más cuidados y acompañarlos ya que a edades más avanzadas existe una menor percepción de la sensación de sed.  

Otros grupos de riesgo son los bebés,  niños pequeños  y las personas con enfermedades crónicas respiratorias o cardíacas; hipertensión arterial; obesidad y diabetes.

En relación a los niños menores de 6 meses, es conveniente que la madre ofrezca el pecho con más frecuencia que la habitual. Para los niños mayores de 6 años, se aconseja ofrecerles bebidas en forma constante, aunque no lo pidan, como forma de evitar la deshidratación.

Evitar exponerse al sol en forma directa entre las 10 y las 16, utilizar ropa liviana y de colores claros, cubrirse la cabeza son otros consejos importantes para evitar sofocones.

En cuanto a la alimentación, se recomienda consumir frutas y verduras, evitar el consumo de infusiones calientes, bebidas alcohólicas y aquellas con mucha azúcar.

El golpe de calor se produce por la pérdida de agua y sales esenciales que el cuerpo necesita para el buen funcionamiento. Fiebre, sed intensa, sensación de calor sofocante, piel seca, dolor de estómago, falta de apetito y náuseas, dolor de cabeza, mareos e incluso desmayo son algunos indicadores. En los bebés, también puede observarse la piel irritada por la transpiración en el cuello, pecho, axilas, pliegues del codo y en la zona del pañal, irritabilidad y llanto.

 

Ante la aparición de los síntomas, el Ministerio de Salud recomienda actuar de la siguiente manera:

  • Trasladar al afectado a la sombra, a un lugar fresco y tranquilo. Hacer que mantenga la cabeza un poco alta.
  • Intentar refrescarlo mojándole la ropa, aplicarle hielo en la cabeza, darle de beber agua fresca o un poco salada
  • Solicitar ayuda médica.
  • No consumir medicamentos antifebriles.

 

Ante cualquier consulta no dejes de acudir a nuestro Servicio de Demanda Espontánea de lunes a viernes de 8 a 19.30.