Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Si tenés psoriasis, podés mejorar tu calidad de vida

Esto es posible por el actual enfoque integral de la enfermedad que comprende la atención física, psíquica y social, sumado a nuevos fármacos, junto a los clásicos y el refuerzo hábitos saludables.

28 de octubre de 2020, 07:48.

Si tenés psoriasis, podés mejorar tu calidad de vida

La Psoriasis afecta al 2% de la población mundial. Ampliar imagen


El 29 de octubre se conmemora mundialmente el día de la Psoriasis. Por eso, nuestro servicio de Dermatología nos acerca algunas explicaciones para saber de qué se trata esta enfermedad y cómo es su tratamiento.

Aunque no conocemos aún su origen, se considera una enfermedad de causa inmunitaria; la intensidad de la reacción se ve condicionada, además de por factores genéticos, por otros ambientales y por factores asociados como el estrés o la obesidad.

Uno de los objetivos terapéuticos primeros al tratar a un paciente con psoriasis es corregir estilos de vida no saludables: alcohol, tabaco y estrés pueden desencadenar la enfermedad cuando hay predisposición. Igualmente, hay que reducir los factores de riesgo asociados, por ejemplo, cardiovascular, de sobrepeso y cuadro depresivo. La dieta, en líneas generales, no influye, pero sí la obesidad, por lo que conviene seguir una alimentación sana.

En cuanto a los cuidados cosméticos, es aconsejable utilizar cremas hidratantes y geles de baño suaves, ya que ayudan a que los tratamientos sean más útiles y disminuyen brotes.

 

Tratamiento de la psoriasis: un objetivo de larga data

La psoriasis ha recibido atención terapéutica especial desde los tiempos de los egipcios. Durante siglos ha sido objeto de la atención de todo tipo de curas milagrosas, debido a su rebeldía y cronicidad, con poco éxito ya que los pacientes no se liberaban de las incómodas escamas, picor y estigmatización.

La aparición y desarrollo de la fototerapia (tratamiento con luz ultravioleta), el metotrexato, el etretinato, la acitretina y la ciclosporina supusieron el primer hito de esta nueva era. Con estos tratamientos “clásicos” se consiguió hacer el primer cambio cualitativo en el tratamiento de la psoriasis: pasar del uso exclusivo de cremas al sistémico.

Tras años de investigación y gracias a la biotecnología, los nuevos fármacos anti-psoriasis  denominados “biológicos” se dirigen hacia moléculas concretas, de forma específica. Son eficaces y seguros.

 

¿Cómo es hoy la calidad de vida de los pacientes?

El paciente psoriásico ha sido protagonista de estos avances en las últimas décadas. El primer avance fue reconocer que la psoriasis no sólo afectaba físicamente, sino también a la calidad de vida.

Por lo tanto, el objetivo terapéutico implica la atención física, psíquica y social: no solo su blanqueamiento cutáneo, sino también la recuperación de la autoestima, sus relaciones interpersonales e íntimas.

Gracias al nuevo enfoque integral de la psoriasis, la correcta utilización de los fármacos clásicos –que no han perdido su vigencia- y la aparición de los nuevos, la calidad de vida del paciente con psoriasis es indistinguible de paciente sin enfermedad.

 


 

Qué es la Psoriasis

Es una enfermedad inflamatoria sistémica crónica que afecta la piel y, ocasionalmente las articulaciones.

Las lesiones cutáneas se presentan como placas eritematosas y con escamas. Aunque pueden aparecer en cualquier parte de nuestro organismo incluidas mucosas y uñas, suelen hacerlo en zonas donde la piel está muy cerca del plano óseo como codos, rodillas, cuero cabelludo, región sacra, entre otras. Tienen una expresión muy variable: desde pequeñas placas, que pueden pasar desapercibidas, hasta lesiones que afectan a toda la superficie corporal.

Suele aparecer entre los 15 y 35 años, aunque también incide en niños y personas mayores. Habitualmente, la psoriasis de las edades más precoces suele ser más grave, tener peor evolución y asociarse con mayor frecuencia a otras comorbilidades.

La enfermedad no es contagiosa ni hereditaria, pero hay una predisposición genética para padecerla. Un tercio de los afectados tiene familiares directos con psoriasis. Pero además de esta predisposición, son necesarios otros factores desencadenantes.

 

Nuestro servicio de Dermatología puede ayudarte.  Pedí tu turno de lunes a viernes de 8 a 14h llamando al 08109991029; ó de 8 a 20h enviando un mensaje de WhatsApp a los teléfonos 261 205 3408 / 261 515 6681. Recordá que además hemos habilitado el sistema de teleconsultas.

 

Fuente: Dra. Gabriela Scalia | Dermatología | Hospital Universitario