Modelo de Gestión

El Hospital Universitario, definido en un nivel de complejidad 2 (de acuerdo a la normativa de la Resolución 318/2001 del Ministerio de Salud de la Nación), está concebido como un hospital en el que confluyen un modelo de gestión, otro asistencial y otro académico, que conforman un proyecto integral. 

Es un centro asistencial que integra gestión, asistencia, docencia e investigación  conformando un modelo integral sustentado en una estrategia de atención primaria de la salud. La formación médica tradicional se ha construido históricamente a partir de la primacía de ciertas prácticas sobre otras: el hospital sobre los centros periféricos; lo urbano sobre lo rural; lo curativo sobre lo preventivo; el tratamiento de la enfermedad sobre la promoción de la salud; el uso de la tecnología instrumental y la técnica sobre el contacto humano; la hegemonía de lo médico sobre otras disciplinas que intervienen en el proceso de salud enfermedad. La estrategia de atención primaria de la salud (APS), constituye un modelo de abordaje diferente, ya que la misma se define como: 


                     “La atención primaria de la salud es la asistencia sanitaria esencial,

                basada en métodos y tecnología prácticos, científicamente fundados y

                    socialmente aceptables, puesta al alcance de todos los individuos y

       familias de la comunidad…”

  “Esta estrategia obliga a readecuar y reorganizar los recursos físicos,

 humanos o materiales, de modo que funcionen en niveles 

con complejidad diferente respecto de la capacitación de sus recursos

                                         humanos y la tecnología de su equipamiento”


Entendemos la APS como filosofía general que atraviesa todo el sistema de salud y pretende que los individuos y las comunidades sean responsables de sus propios procesos de salud, tomando en cuenta otros factores que hacen al desarrollo general y de salud (como educación, vivienda y ambiente). APS es, al mismo tiempo, una estrategia de organización de los servicios de salud dirigida al propio sistema y a la población beneficiaria, en la que el Hospital Universitario  articula con centros asistenciales periféricos; integra las actividades de medicina curativa, de prevención de la enfermedad y de promoción de la salud en el mismo equipo interdisciplinario y promueve el involucramiento de la población para opinar respecto de la gestión del sistema.

La piedra angular de la APS es el equipo interdisciplinario a cargo de la atención en un lugar accesible para las personas. Este equipo, debidamente calificado para dar respuestas a las necesidades de las personas, actúa con los principios que plantea la APS:

Integralidad:

El Hospital Universitario toma a cargo el alivio  del sufrimiento cotidiano de las personas – demanda –  y todos los aspectos de la prevención de enfermedades y de promoción de la salud.

Equidad:

El Hospital Universitario promoverá  el acceso de grupos vulnerables de la comunidad universitaria y regional a los servicios de salud, a la atención médica curativa y preventiva, a las actividades de promoción sanitaria o de rehabilitación, con el objetivo de incidir en la mejora de sus condiciones de vida personal y comunitaria.

Participación:

La expectativa de trabajo del Hospital Universitario apunta a que los individuos se hagan cargo de sus situaciones de salud y de enfermedad. Las personas se acercan a los servicios de salud buscando alivio a su sufrimiento y el Hospital dará respuesta adecuada a esta necesidad, pero ese momento es también una excelente oportunidad que permite a las personas tomar conciencia de sus posibilidades de autonomía; y para los profesionales de la salud una oportunidad de escuchar, de aprender y de adaptar sus técnicas de intervención frente a esos problemas. Solo la opinión, la retroalimentación que viene de la población beneficiaria permite la adaptación permanente del sistema y su orientación hacia un mejor acceso, eficacia, eficiencia y humanidad.

Eficacia y costo:

El Hospital Universitario se plantea el uso de “…tecnologías prácticas, científicamente fundadas y socialmente aceptados,… a un costo que... puedan soportar en todas y cada una de las etapas…”.