Ciento doce años después, la lucha por igualdad y derechos continúa

El 8 de marzo se conmemora el Día Internacional de la Mujer. Lejos de ser un día festivo, es una ocasión para reflexionar sobre la histórica lucha de las mujeres por la igualdad de género y el reconocimiento de sus derechos.

06 de marzo de 2020, 15:08.

Ciento doce años después, la lucha por igualdad y derechos continúa

A más de 100 años de aquel hecho, seguimos luchando. Foto: Unidiversidad Ampliar imagen


Luego de extensos años de lucha y demanda por iguales condiciones de trabajo, en 1908, un centenar de mujeres trabajadoras murió en un incendio en una fábrica textil de Nueva York, realizando una huelga a modo de protesta frente a las injusticias a las que eran sometidas. La fábrica había sido cerrada por orden del dueño de la misma, desencadenando un final trágico que marcaría la historia y se convertiría en nuestro legado. Reducción de jornada laboral a 10 horas, un salario igual al que percibían los hombres que hacían las mismas actividades y el cese de las malas condiciones de trabajo que padecían, eran los reclamos de aquellas trabajadoras.

Conmemorar este día implica el compromiso necesario de toda la sociedad para la eliminación de los múltiples tipos de violencia de género, para erradicar la desigualdad económica, para una mayor autonomía sobre nuestros propios cuerpos, para efectivamente ejercer el derecho a la salud sexual y reproductiva, para una equitativa distribución de las tareas domésticas y de cuidado donde se reconozca el valor económico de las mismas, así como para el disfrute de un ambiente sano y sin contaminación, entre otras demandas.

Este año, ONU Mujeres nos invita a todas y a todos a la campaña “Generación Igualdad”, para que mancomunemos esfuerzos en pos de que la igualdad sea más que solo una declaración de principios. Apunta a impulsar acciones que brinden condiciones para un mundo más igualitario y con mayor justicia para todas y todos. Acciones y actitudes cotidianas que abran paso a nuevas formas de vincularnos.

Es preciso que desafiemos y cambiemos las actitudes sociales, los estereotipos y las relaciones inequitativas de poder que atentan contra la igualdad de género. Los equipos de salud y la sociedad toda tenemos la responsabilidad de acompañar estas demandas, construyendo prácticas que promuevan la libertad e igualdad de las mujeres, en el pleno ejercicio de sus derechos.

En el Hospital Universitario, a través de nuestra Área de Trabajo Social, estamos para acompañarte ante cualquier tipo de situación de violencia de género, brindarte orientación, información y asesoramiento. Recordá: ¡No estás sola!