Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Vitiligo, una enfermedad de la piel que puede estar asociada a otras patologías

Cada 25 de junio la Organización Mundial de la Salud pone en agenda esta enfermedad cuyo origen se desconoce. En esta nota, nuestro servicio de Dermatología nos recuerda cuáles son sus características, cuáles son los tratamientos disponibles y por qué es importante consultar a un especialista.

25 de junio de 2020, 11:02.

Vitiligo, una enfermedad de la piel que puede estar asociada a otras patologías

Las manchas pueden presentarse en cualquier parte del cuerpo y ser de diferentes tamaños. Ampliar imagen


El vitíligo es una enfermedad de la piel que se caracteriza por la aparición de manchas blancas o decoloradas, de menor o mayor extensión y en diferentes partes del cuerpo, como consecuencia de la destrucción de melanocitos. Éstos son las células que dan color a la piel mediante la producción de melanina. Suele desarrollarse antes de cumplir los 40 años, indistintamente del sexo o diversidad genética.

Habitualmente es asintomático, pero las lesiones pueden picar y tener propensión a las quemaduras solares. Su aparición puede asociarse a exposición solar o traumatismos.

Es frecuente que las manchas aparezcan sucesivamente en diferentes áreas del cuerpo, a veces de forma muy lenta y en otras muy rápida. Si bien el estrés físico y/o emocional puede contribuir a acelerar el proceso, no se conoce la razón de que esto ocurra de una u otra manera.

Estas manchas son frecuentes en zonas del cuerpo con mayor exposición al sol: manos, brazos, pies, cara y labios.  También aparecen en ombligo, axilas, genitales, en el área que rodea el ano, ingle, ojos e interior de nariz y boca.

Tienen los bordes bien delimitados, poco inflamados y rojizos. En ocasiones se muestran con una coloración más oscura. Otra característica frecuente del vitíligo es la aparición temprana de canas, especialmente en las zonas donde hay manchas.

 

Por qué se produce y cómo se diagnostíca

Aunque no se conocen sus causas, se sospecha que puede ser una enfermedad autoinmune condicionada por algún tipo de alteración genética.

El vitíligo generalizado tiene una fuerte asociación con otras enfermedades autoinmunes, como las tiroiditis y la diabetes entre otras, con alteraciones auditivas y oftalmológicas y puede ser parte de los síndromes de poliendocrinopatía.

Por eso, en la evaluación médica especializada, suelen solicitarse análisis de laboratorio para investigar patologías asociadas.

Si en la exploración física, ayudados con la luz de Wood quedasen dudas, el profesional puede realizar también una biopsia de piel confirmatoria.

 

Qué tipos existen 

En función de su extensión y localización se diferencian varios tipos de vitíligo:  

Vitiligo:  puede aparecer únicamente en las manos o la cara o en diferentes zonas del cuerpo, o extenderse por casi toda la superficie del cuerpo.  

Segmentario: la mancha es una línea gruesa que sigue un dermatoma, la piel que sigue el recorrido de un nervio. Una vez que aparece no se extiende.

Generalizado: aparecen varias manchas, pero próximas unas a otra, que avanzan en extensión.

 

Tratamientos disponibles

La primera línea de tratamiento son los corticoides tópicos, inhibidores tópicos de la calcineurina y UVBba.

Solo en casos en que el vitiligo no se extienda y permanezca estable, recientemente se incorporó el procedimiento quirúrgico, por el que se trasplantan a las áreas afectadas melanocitos activos procedentes de otras zonas del cuerpo. 

 

El Hospital Universitario cuenta con un servicio de Dermatología. Podés solicitar turnos de lunes a viernes de 8 a 20 llamando al 08109991029 o por WhatsApp 2612 05-3408.

 

 

Fuente: Dra. Gabriela Scalia, dermatóloga.