Lavarse las manos, un hábito que salva vidas

Las manos son las principales portadoras de gérmenes, lavarlas con agua y jabón previene enfermedades e infecciones. No dejes de hacerlo después de ir al baño y antes de tocar alimentos.

15 de octubre de 2019, 10:57.

Lavarse las manos, un hábito que salva vidas

Ampliar imagen


El 15 de octubre se celebra el día mundial del lavado de manos con el fin de concientizar y comprender su importancia como medio accesible y efectivo para prevenir enfermedades. La Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS) promueve esta fecha para generar conciencia sobre un hábito que puede salvar vidas.

El lavado de manos con agua y jabón es una de las maneras más efectivas y económicas de prevenir enfermedades, principalmente diarreicas e infecciones respiratorias agudas. Estas patologías causan la muerte de 3,5 millones de niños y niñas cada año y afectan a la salud de millones más, tanto en países en desarrollo como en países industrializados.


La Organización Panamericana de la Salud establece ciertos datos claves:

Lavarse las manos solamente con agua no es suficiente
El lavado de manos apropiado requiere jabón y una pequeña cantidad de agua. Usar jabón facilita la frotación, lo que permite disolver la grasa y eliminar la suciedad que contienen la mayoría de los gérmenes, además, deja un agradable olor en las manos. Si se usan adecuadamente, todos los jabones son igualmente efectivos para remover los gérmenes que causan enfermedades.

El lavado de manos con jabón puede evitar enfermedades que matan a millones de niñas y niños cada año.Investigaciones demuestran que el lavado de manos previene la transmisión de enfermedades e infecciones cutáneas y en los ojos, parásitos intestinales gripe aviar e influenza H1/N1. Además trae beneficios a la salud de las personas que viven con VIH/sida.

Los momentos críticos para el lavado de manos con jabón son después de usar el baño o de limpiar a un niño y antes de manipular alimentos

Las manos se deben lavar con jabón después de usar el baño, de limpiar las heces de un niño (o después de cualquier otro contacto con excretas humanas, incluidas las de los bebes), y antes de manipular alimentos. Las manos son las principales portadoras de gérmenes que causan enfermedades.

Los niños pueden ser agentes de cambio
Cuando se trata de compartir buenas prácticas de higiene, los niños y niñas —el segmento de la sociedad que suele ser más energético, entusiasta y abierto a nuevas ideas— pueden actuar como agentes de cambio y transmitir las "lecciones de lavado de manos" que aprenden en la escuela a sus hogares y comunidades. La finalidad del Día Mundial del Lavado de Manos es motivar a los niños y niñas para que hagan suyas y compartan las prácticas apropiadas del lavado de manos y hacerlos "embajadores del lavado de manos" en cada una de las iniciativas del país en el nivel nacional y local.

 

Fuentes: https://www.unicef.es / https://www.paho.org