Pirotecnia y su repercusión en los chicos con autismo

Mientras la mayoría de las familias se prepara para disfrutar de las fiestas de fin de año, en muchas casas lo hacen para proteger a las personas con autismo de los efectos nocivos de los fuegos artificiales. A fines de diciembre, el uso de pirotecnia se vuelve masivo y se torna imposible refugiarse del ruido de las explosiones. Mientras afuera el cielo se llena de luces, destellos y estruendo, en algunos hogares se sufre mucho.

23 de diciembre de 2016, 10:06.

Pirotecnia y su repercusión en los chicos con autismo

Ampliar imagen


¿Porque?

El TEA, conocido comúnmente como autismo, tiene entre sus síntomas la hipersensibilidad en sus sentidos y sobre todo la auditiva. Las personas que presentan dicho trastorno son súper sensibles a los estímulos externos: sonidos, imágenes, olores, y por lo tanto la pirotecnia los afecta directamente.

Generalmente, como reacción a estos estímulos tan fuertes pueden responder tapándose los oídos muy fuerte, teniendo crisis de llanto, de gritos, o hasta llegan a autolesionarse. Toman, por lo general, una posición agresiva para comunicar que los ruidos les molestan.

Como vemos, es un problema a nivel sensorial, más que un riesgo en sí mismo, justamente por esta dificultad sensorial de procesamiento. Como suele ser una carga de estímulos muy alta, por el ruido o por las luces, los fuegos artificiales tienden a desorganizar en exceso a los chicos con TEA. 

En líneas generales, llamamos a tomar conciencia del estrés por los ruidos, en chicos con TEA, tratando de evitar el uso de pirotecnia. Y fomentando festejos silenciosos y saludables para todos.

 

 

Lic. López Moretti Rocío.

Servicio de Rehabilitación.

 


hospital.uncuyo.edu.ar Universidad Nacional de Cuyo. Desarrollado por CICUNC | Login