Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Revisar nuestras prácticas para reducir la desigualdad de género

En el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer te invitamos a pensar y modificar aquellos hábitos que subordinan a la mujer, que aumentan brechas y generan todo tipo de violencia.

25 de noviembre de 2020, 11:04.

Revisar nuestras prácticas para reducir la desigualdad de género

Ampliar imagen


Cada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra las Mujeres para llamar la atención sobre la desigualdad, la discriminación, los femicidios; pero además aumentar el nivel de concienciación sobre el problema para acabar con las múltiples formas de violencia de género en todos los ámbitos.

“Alcanzar la equidad de género pasa necesariamente por transformar las reglas sociales y los roles que subordinan a la mujer”, afirmó Luiza Carvalho de ONU Mujeres para las Américas y el Caribe.

Las desigualdades son el reflejo de un sistema que rige las relaciones sociales entre los géneros y asigna roles y estereotipos que reproducen inequidades. Así se provocan  brechas y distintos tipos de segregaciones que ubican a mujeres en una situación de desventaja respecto de los varones.           

 

Desigualdad profundizada en pandemia

184 femicidios en contexto de aislamiento

En contexto de pandemia, estas situaciones se han recrudecido. Las medidas de aislamiento y distanciamiento social intensificaron todo tipo de violencias contra las mujeres, sobre todo, la violencia en el hogar, donde se han encontrado más expuestas, al estar aisladas, en la mayoría de los casos, junto a su agresor.

Según el Observatorio de las Violencias de Género “Ahora que sí nos ven”, desde el 1 de enero al 20 de noviembre de 2020, se han producido 265 femicidios en el país. De ellos, 184 se produjeron en contexto de aislamiento (registrados desde el 20 de marzo hasta el 20 de noviembre), produciéndose en un 73,7% de los casos dentro de la vivienda. En más de un 80% de los casos el agresor ha sido parte de su círculo más cercano (pareja, en principio, ex parejas, familiares o conocidos). Son 230 los niños y las niñas han perdido a su madre como consecuencia de la violencia de género durante lo que vamos transitando del 2020.

 

Mujeres sobrecargadas de tareas

También se profundizaron las desigualdades de género preexistentes. Según el análisis inicial de las Naciones Unidas Covid-19 en Argentina: impacto socioeconómico y ambiental, el 51% de las mujeres entrevistadas mayores de 18 años expresó que, durante el aislamiento social, ha sentido una mayor carga de las tareas del hogar respecto al período previo.

Las causas de la sobrecarga son la limpieza de la casa (32%); la tarea de cuidados (28%); la preparación de la comida (20%) y la ayuda con las tareas escolares (22%). A su vez, el 4% de las mujeres reporta una mayor carga laboral.

Estas demandas de tiempo se están multiplicando a raíz de las medidas de respuesta a la COVID-19, como el cierre de escuelas, espacios públicos y servicios de cuidado infantil. Están, también, profundizando la división desigual del trabajo y generando un impacto negativo en la salud física y mental de las mujeres.

De acuerdo al informe, la única actividad donde la participación de la mujer disminuye es en la realización de las compras, que no solo responde a los mismos estereotipos de género, sino que además constituye la única tarea que implica una salida del hogar y refuerza, a su vez, el confinamiento de las mujeres.

En prácticamente todas las tareas relevadas, la participación de la mujer se incrementa en la cuarentena respecto al período previo: cocinar, lavar los platos, limpiar la casa, desinfectar las compras, ayudar con tareas escolares y jugar con niños/as. Las medidas de protección social y económica deben reconocer las dinámicas de la economía del cuidado y promover acciones que tiendan a disminuir desigualdades en la distribución de la carga en el hogar y promover el trabajo compartido de tareas entre hombres y mujeres.

Además, el análisis indica que el 62% de niños y niñas apoya con los quehaceres domésticos: el 54% con las tareas de limpieza, el 21% participa en la preparación de las comidas y el 13% cuida a los/las hermanos/as más pequeños/as, reforzando los papeles tradicionales asignados en razón del género, es decir que, en general, se espera que las niñas asuman el trabajo de cuidados de sus hermanos/as menores.

La igualdad de género, además de ser un derecho humano fundamental, es imprescindible para lograr sociedades más justas, con pleno potencial humano y capaz de desarrollarse de forma sostenible. El desafío, entonces, consiste en revisar constantemente nuestras prácticas cotidianas, de modo de ir haciendo consciente las desigualdades de género instaladas e ir abriendo un horizonte de mayor equidad.

 

Si necesitás ayuda, contá con el HU. Llamá al 08109991029 o escribí por WhatsApp a los números 261 205 3408 / 261 515 6681, de lunes a viernes de 8 a 20, para pedir turno con el consultorio gratuito de Orientación Familiar de nuestro Servicio de Trabajo Social.

También recordá la línea 144 ofrece información, orientación, asesoramiento y contención para las mujeres en situación de violencia de todo el país, los 365 días del año, las 24 horas, de manera gratuita. Y el 911 para casos de urgencias.

 

 

Por qué se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer

La elección de esta fecha honra la memoria de las hermanas Mirabal, tres activistas políticas de la República Dominicana que fueron brutalmente asesinadas el 25 de noviembre de 1960 por orden del gobernante dominicano, Rafael Trujillo (1930-1961).

Este día busca visibilizar la violencia que se ejerce sobre las mujeres en todo el mundo y reclamar políticas en todos los países para su erradicación.

En 1979, las Naciones Unidas  aprobaron  la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. Sin embargo, la violencia contra mujeres y niñas continuó (y continúa) siendo un grave problema a nivel mundial, por lo que se precisaba una normativa concreta en este aspecto. Por esta razón, la ONU emitió en 1993 una resolución que incluye la emblemática "Declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer"(CEDAW), sentando las bases para un futuro libre de violencia de género, estableciendo la violencia contra la mujer como “todo acto de violencia que tenga o pueda tener como resultado un daño o sufrimiento físico, sexual o psicológico para la mujer, así como las amenazas de tales actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, tanto si se producen en la vida pública como en la vida privada.”

 

 

Bibliografía:

ANÁLISIS INICIAL DE LAS NACIONES UNIDAS COVID-19 EN ARGENTINA: IMPACTO SOCIOECONÓMICO Y AMBIENTAL. ONU/UNICEF. JUNIO 2020

https://ahoraquesinosven.com.ar/reports/265-femicidios-en-2020

Las tareas de la casa no son exclusividad de la mujer. Compartimos este video de UNICEF para reflexionar sobre ello. ¿Vos te ocupás o sos ayudador?