Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Semana mundial del parto respetado

Nos unimos a la consigna 2020 “Mi decisión debe ser respetada” y recordamos cuáles son los derechos de la persona gestante y del/la recién nacido/a.

22 de mayo de 2020, 11:11.

Semana mundial del parto respetado

Ampliar imagen


 

Desde el 17 al 23 de mayo transitamos la Semana Mundial del Parto Respetado, este año bajo el lema “Mi decisión debe ser respetada”. Esta fecha se celebra cada mayo desde el 2004 por iniciativa de la Asociación Francesa por el Parto Respetado, e impulsada por UNICEF, cuyo objetivo es alzar la voz y generar conciencia para que se respeten los derechos de las personas gestantes y su recién nacido o nacida.

Hablar de parto respetado implica promover un proceso de parto en el que se privilegian las decisiones, bienestar y salud de ambos como protagonistas, en el marco de un ambiente de respeto. A través de la celebración de esta fecha lo que se busca es generar conciencia en la sociedad, propiciar la eliminación de la violencia obstétrica y reducir el número de intervenciones quirúrgicas innecesarias, que favorezcan una experiencia de parto positiva y saludable. Desde esta concepción se promueve el respeto a las particularidades de cada familia según su inscripción social, religiosa, cultural, promoviendo y acompañando la toma de decisiones seguras e informadas.

Todas las personas gestantes deben ser las protagonistas de sus partos y ser tenidas en cuenta al momento de decidir de qué manera transitarlo. En Argentina, desde el año 2004 se encuentra vigente la Ley Nacional N° 25.929, que trata sobre los “Derechos de los padres y de la persona recién nacida”. La ley garantiza derechos en relación al embarazo, trabajo de parto, parto y postparto:  

 

Derechos de la persona gestante:

  • A recibir información de manera clara y concisa sobre las distintas intervenciones médicas que pudieran ocurrir, a fin de que la persona pueda decidir libremente.
  • A ser tratada con respeto, garantizando su intimidad, y en consideración de sus pautas culturales.
  • A que se promueva su participación como protagonista de su propio parto, y que se la haga partícipe de las diferentes actuaciones de los profesionales.
  • Al parto natural, respetuoso de los tiempos biológicos y psicológicos, evitando prácticas innecesarias e invasivas.
  • A que sean contemplados sus deseos y necesidades, como el de estar o no acompañada por una persona de su confianza en cada momento. 
  • A no ser sometida a ningún examen o intervención cuyo propósito sea de investigación, salvo que haya brindado su consentimiento.
  • A tener a su lado a su hijo o hija durante la permanencia en el establecimiento sanitario, siempre que el recién nacido no requiera de cuidados especiales.
  • A ser informada sobre los beneficios de la lactancia materna y recibir apoyo para amamantar.
  • A ser informada sobre lo efectos negativos del tabaco, alcohol y las drogas.
  • Además, recibir asesoramiento e información sobre los cuidados de sí misma y del niño o niña, y sobre anticoncepción en el momento del puerperio.

Derechos del/la recién nacido o nacida:

  • A ser tratados y tratadas de forma respetuosa y digna.
  • A contar con inequívoca identificación.
  • A estar en contacto con su madre desde el primer momento, según lo permita el estado de salud de ambas.
  • A no ser sometidos y sometidas a ningún examen o intervención cuyo propósito sea de investigación o docencia, salvo consentimiento previo.
  • A que sus padres reciban adecuado asesoramiento e información sobre los cuidados para su crecimiento y desarrollo, así como sobre su plan de vacunación.

 

La atención sanitaria debe centrarse en la mujer/ persona gestante, en sus necesidades y deseos, promoviendo una experiencia óptima del proceso de parto, a través de un enfoque integral, basado en los derechos humanos.

En este momento particular de pandemia por Covid-19 es importante continuar garantizando los derechos establecidos en las legislaciones vigentes a fin de que las mujeres y personas gestantes tengan un parto respetado, siguiendo las medidas de prevención establecidas por los organismos de salud y garantizando las normas de bioseguridad, pero sin suspender los derechos que las asisten. Si necesitas orientación, nuestros profesionales de Trabajo Social pueden acompañarte a través del servicio gratuito de Orientación familiar. Solicita turno al 08109991029 y nuestro equipo se comunicará con vos telefónicamente.

 

Servicio de Trabajo Social. Hospital Universitario UNCUYO
Fuentes: UNICEF- Ministerio de Salud de Nación.