Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Volcar la mirada hacia las potencialidades de personas con TDAH

El 28 de julio se conmemora el día Nacional de la Concientización y Sensibilización sobre el Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad. Nos sumamos a esta fecha para recordar de qué se trata esta condición y cómo es el proceso de diagnóstico y tratamiento.

28 de julio de 2022, 10:00.

Volcar la mirada hacia las potencialidades de personas con TDAH

Ampliar imagen


El Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH) es una condición reconocida por la Organización Mundial de la Salud que grupa las siguientes manifestaciones cognitivo-conductuales:

  • Desatención: no presta atención suficiente o incurre en errores por descuidos, demora en organizar o finalizar actividades, seguir instrucciones.
  • Hiperactividad: presencia de abundantes movimientos, habla en exceso, parece que está siempre “en marcha”.
  • Impulsividad: precipita sus respuestas, le cuesta esperar su turno, interfiere en actividades de otros.

Esta triada puede presentarse de forma bifactorial, es decir puede darse una combinación de ellos por lo que la desatención puede aparecer por separado de la hiperactividad e impulsividad, pero no es posible separar la hiperactividad de la impulsividad.

Los síntomas del TDAH tienen un gran impacto en la vida emocional, social, educativa y laboral del paciente, requiriendo de cambios o adaptaciones del medio con el fin de poder transitar las exigencias de la forma más positiva posible.

La singularidad de cada persona con TDAH merece una reflexión amplia y profunda ya que, aunque manifiesten síntomas semejantes, demandan miradas y estrategias de abordaje distintas. Los conocimientos sobre el TDAH no se constituyen como universales, pues cada cual experimentará sus propias vivencias en relación con el mundo que lo rodea. Por este motivo, vivir una existencia patológica nunca puede ser una primera opción; volcar la mirada hacia las potencialidades y el TDAH como forma de identificación con otros que experimentan situaciones semejantes será la premisa en las nuevas formas de acercamiento al diagnóstico.

 

¿Por dónde comenzar la trayectoria diagnóstica?

El área de pediatría es el primer eslabón para una correcta detección y derivación oportuna.

¿A quiénes derivar? ¿Quiénes pueden diagnosticar el TDAH?

Profesionales de psiquiatría y neurología, los cuales también pueden medicar, en caso de ser necesario.

¿Quiénes pueden realizar una valoración cognitiva conductual?

Profesionales de psicopedagogía y psicología, los cuales no pueden recetar apoyo farmacológico, pero sí el plan terapéutico, el cual no termina en el diagnóstico, sino que requiere de un largo proceso de orientación o psicoeducación para todas las partes involucradas (paciente, familia, escuela, trabajo, etc.), la rehabilitación y la adquisición de herramientas personales que permitan una mejor adaptación y progreso en las trayectorias personales, los cuales corresponden con la segunda etapa de esta trayectoria diagnóstica.

 


 

El Hospital Universitario cuenta con un equipo interdisciplinario para acompañar a personas con TDAH. Ante cualquier consulta, podés pedir un turno con nuestros especialistas de lunes a viernes en horario de 8 a 20 llamando al 08109991029. Para turnos de Rehabilitación escribir vía WhatsApp al 2612 43-1356.