Saltar a contenido principal Saltar a navegación principal

Herramientas para acompañar el aprendizaje de nuestros hijos en cuarentena

Este nuevo panorama educativo, por su naturaleza, presenta dificultades para todas las personas que desde sus distintos roles son parte del proceso escolar. Nuestra área de Psicopedagogía comparte algunas recomendaciones para que puedan implementar padres y madres desde casa.

08 de mayo de 2020, 10:46.

Herramientas para acompañar el aprendizaje de nuestros hijos en cuarentena

Ampliar imagen


El proceso de aprendizaje implica un desafío para todos los niños y adolescentes. Como si esto fuera poco, la cuarentena es un momento clave para quienes presentan dificultades para adquirir nuevos y más complejos conocimientos.

Existen tantos escenarios posibles como niños y procesos de enseñanza – aprendizaje. La realidad es que se cuente o no con ayuda de terapeutas, docentes de apoyo o educadores comprometidos, la educación a distancia se transforma en un gran desafío para el niño y su familia. En esta ocasión, hablaremos de aquellos que presentan mayores dificultades para aprender, tengan o no un diagnóstico profesional.

En este contexto, los padres o cuidadores son mediadores en el proceso escolar, reconociendo que no son docentes, sino un puente entre la docente y el contenido a trabajar, su organización y su plan en vista al momento que vivimos y al futuro que se vislumbra.

Es enorme tarea la que estamos desarrollando, tanto padres como terapeutas y docentes. Cada uno desde su lugar, cumpliendo nuestros roles, tendiendo lazos que favorezcan la comunicación, ayudando a transitar la trayectoria escolar con el único objetivo de cuidar la infancia.

Nuestra psicopedagoga, Fernanda Distéfano, brinda algunas herramientas para padres, madres y demás adultos, que experimenten dificultades en el momento de realizar tareas escolares con sus hijos.

  • Organizar la rutina del hogar para que el niño sepa con anticipación en qué momento del día se realizará la tarea y de cuánto tiempo tentativo dispone.
  • Ofrecer toda la atención positiva al momento de la tarea; evitando otras actividades en paralelo o distractores como la televisión, teléfonos, entre otros.
  • Acordar de antemano los tiempos de trabajo en pequeños bloques, intercalados con descansos.
  • Visualizar o leer previamente el material a trabajar para despejar dudas antes de presentar la actividad.
  • Tener, en la medida de lo posible, todos los materiales requeridos para evitar interrupciones o cortes innecesarios.
  • Comunicar a los docentes, terapeutas o docentes de apoyo, las dificultades que han detectado al realizar la tarea, ya sean de tiempo, de complejidad o de metodología.
  • Solicitar a los docentes, terapeutas, docentes de apoyo, las sugerencias que mejor se adapten a las necesidades escolares de sus hijos.
  • Respetar siempre el tiempo y las formas de trabajar de sus hijos.
  • Identificar las emociones propias y de los niños en torno al trabajo escolar, para saber cuándo detenernos y cuándo avanzar con más seguridad.
  • Reconocer el esfuerzo de todos. Aprendamos a alegrarnos con los pequeños logros y pensemos que un momento de frustración quizás sólo permitiendo una pausa y proponiendo otra forma de trabajo para obtener mejores resultados.

 

En este momento más que en otros, probablemente, nuestros niños necesitan adultos bondadosos, que puedan mirar su crecimiento y aprendizaje de una forma más flexible; aceptando que el verdadero aprendizaje no está en los cuadernos, sino en la forma en que afrontamos este tiempo nuevo.

 

Si necesitás ayuda profesional podés pedir un turno por teleconsulta con nuestros profesionales en Psicopedagogía.  Llamá de lunes a viernes en horario de 8 a 20 al 08109991029